La segunda curva

Este es el título del último libro de Charles Handy, el cual tuve la suerte de escuchar en el congreso AEDIPE en Valencia el año 2015. Este británico, profesor de la London Business School, lo traigo a la memoria pues su mensaje me parece inspirador.
“¿Por qué cambiar si todo va bien? “
Sin duda es más fácil ver el cambio cuando la crisis está en el horizonte, pero entonces es muy difícil de implantar cuando se van agotando el tiempo y los recursos.
En un estudio de Oxford, el 47% de los empleos actuales serán reemplazados en las próximas dos décadas. Porcentaje arriba o porcentaje abajo, lo cierto es que la tecnología y la digitalización es un fenómeno imparable. En mi organización, una multinacional eléctrica, es claro el ajuste de plantilla y los cambios en la gestión de personas. Motivada, entre otras cosas, por la mejora tecnológica de los sistemas de comunicación, protección y telecontrol, que facilitan la operación de la red eléctrica de forma remota. 
Dicho esto, vuelvo a la segunda curva. ¿Hay algo más retador que pensar dónde podemos empezar a generar valor en esta segunda curva? A mí me entusiasma,... y propongo 3 claves.
1.- Desarrolla tu talento. Me parece una de las ideas fuerza. Identificar, desarrollar y servir. 
Identificar tiene mucho que ver con el autoconocimiento, con ese “ver interior”.
Desarrollar y entrenar dentro y fuera de la organización. No te olvides que el desarrollo depende de ti, no sigas esperando que las organizaciones te hagan el plan de carrera. 
Servir, con la idea de contribuir a tu entorno.
Sin duda, en el talento está la diferencia.

2.- Impulsa el aprendizaje continuo. En una época marcada por una transformación profunda, necesitamos una nueva forma de mirar, de experimentar, de colaborar y de validar lo aprendido. Recomiendo invertir en desarrollo personal, es la base para el desarrollo profesional.

3.- Atrévete a cambiar lo que no funciona, se creativo, haz las cosas diferentes. Ya lo decía Einsten, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”

 

Deja tu comentario