El ser intraemprendedor

Hablamos muchos de emprendedores y de lo necesarios que son. Personas que en lugar de buscar trabajo lo crean.

Sin duda, es tendencia y va en aumento.

Una de las razones, las formas tradicionales de insertarnos en el mercado laboral son muy escasas y las reglas del juego han cambiado.

Del mismo modo, cambia la forma de estar en una empresa. Ya no basta con trabajar, es necesario generar valor.

De esta forma aparecen los intraemprendedores. Personas que emprenden desde dentro de las organizaciones con el fin de cubrir necesidades latentes. Un reto apasionante, pues se hace necesario abrir nuevos caminos en un entorno cambiante.

En definitiva, si hay transformación, hay innovación. Por tanto, se generan oportunidades para ser protagonistas del cambio.

Daremos una claves para todos aquellos que quieran intraemprender.

  1. Defínete. Descubre todo aquello que te haga vibrar y que te apasione.
    En las organizaciones estamos acostumbrados a llevar el título por bandera, y eso no es suficiente para intraemprender. Necesitamos explorar todas nuestras competencias y talento más allá del puesto que tenemos asignado.
  2. Formación continua. Invierte en formación para conocer todas las técnicas y herramientas que tu nuevo campo de actuación requiere.
    Si todos los días das un pasito en tu formación, al final hay algo inevitable. Te conviertes en un experto.
    Asume la responsabilidad de tu plan de desarrollo profesional. No esperes que la organización lo haga. En el nuevo paradigma laboral, esto depende de ti.
  3. Crea Marca Personal. Empléate. Necesitas visibilidad dentro y fuera de tu organización.
    Participa de la red y posiciónate.
    Comparte tu experiencia con compañeros y genera valor en ellos.
    Pide feedback y mejora.
  4. Levanta la mano. Si hay necesidades y problemas latentes, actúa. Sé parte de la solución, sé voluntario convencido. Aporta tu conocimiento y talento a tu entorno laboral.
  5. Crea sinergias. Mira a tu alrededor e identifica a compañeros que quieran alinearse. Comparte tu visión. Crea comunidad de aprendizaje.
  6. Impulsa un proyecto innovador que genere valor en la organización. Testéalo y asegura éxitos a corto plazo.
    Sólo los convencidos seguirán conectados.
  7. Contagia a otros. El ser intraemprendedor es necesario pues es un camino desde la profesión hasta la vocación, y esto no tiene precio.

Deja tu comentario