Un equipo para el cambio

Ya lo decía J. Kotter, si quieres gestionar el cambio, paso a paso. De las 8 etapas que nos propone, me detendré en las dos primeras.  Crear el sentido de urgencia y  formar una coalición rectora. Como marco, quisiera compartir una reflexión.  Los cambios cuando se imponen suelen generar  desde rechazo hasta  conflicto. No nos agrada salir de nuestro espacio conocido y predecible.

Autenticidad

He estado leyendo el libro de los valores, de Gustavo Villapalos y de Alfonso López Quntás. Son de esos libros que te encuentras en casa de tus padres por causalidad.

Lo cierto es que llevo tiempo  profundizando en los valores, aquellos principios que nos mueven, que nos atraen , que nos desafían y que estoy convencido que si los practicamos en la vivencia personal constituyen el único estado de bienestar y de felicidad humana.

La segunda curva

Este es el título del último libro de Charles Handy, el cual tuve la suerte de escuchar en el congreso AEDIPE en Valencia el año 2015. Este británico, profesor de la London Business School, lo traigo a la memoria pues su mensaje me parece inspirador.
“¿Por qué cambiar si todo va bien? “

De Profesión a Vocación.

¿Da vértigo,  verdad? Tanto que ni siquiera lo planteamos.   En el momento actual, donde tener trabajo “es una suerte”, solo nos queda tiempo para estar agradecidos. Ahora bien, ¿es suficiente para no plantear  desarrollar nuestra vocación? El filósofo Jose Antonio Marina, en referencia a la felicidad y bienestar, comenta que estamos movidos por múltiples necesidades y deseos. Son muchos, pero se pueden ordenar en dos grandes grupos. El primero de ellos tiene que ver con cubrir las necesidades básicas, las más primarias.

El ser intraemprendedor

Hablamos muchos de emprendedores y de lo necesarios que son. Personas que en lugar de buscar trabajo lo crean. Sin duda, es tendencia y va en aumento. Una de las razones, las formas tradicionales de insertarnos en el mercado laboral son muy escasas y las reglas del juego han cambiado. Del mismo modo, cambia la forma de estar en una empresa.

Alinear la estrategia

En muchas organizaciones se habla de la importancia de alinear la estrategia de la empresa con los empleados.

Sin duda, creo en ello.

Cierto es que se invierte muchísimo esfuerzo y dinero, se realizan grandes campañas para este fin, pero lo cierto es que “no cala”.

En mi opinión, se pasa por alto lo más significativo. El paso previo, alinearnos con nosotros mismos. Conocer e identificar los valores y principios, las fortalezas y talentos y las motivaciones de las personas que conforman la organización.