Alinear la estrategia

En muchas organizaciones se habla de la importancia de alinear la estrategia de la empresa con los empleados.

Sin duda, creo en ello.

Cierto es que se invierte muchísimo esfuerzo y dinero, se realizan grandes campañas para este fin, pero lo cierto es que “no cala”.

En mi opinión, se pasa por alto lo más significativo. El paso previo, alinearnos con nosotros mismos. Conocer e identificar los valores y principios, las fortalezas y talentos y las motivaciones de las personas que conforman la organización.

Sin esto, podemos diseñar la mejor estrategia empresarial, pero será complicado poderla ejecutar de forma sostenible en el tiempo.

En el nuevo paradigma laboral, aquellas organizaciones que sus valores no sean compartidos y que su visión no inspire lo suficiente, quedarán atrás. Dejarán paso a personas apasionadas, que piensen, sienten y actúen en la misma dirección. Decididas a contribuir de forma significativa con lo mejor de sí mismas.

Para esto es de gran ayuda los procesos de COACHING, pues es la herramienta de desarrollo individual con MAYÚSCULAS. Convencido que primero es el desarrollo personal y después y solo después, el profesional. Sin esta premisa, podremos caminar durante años por un camino y luego resulta que al llegar, no queríamos estar.

En este camino, nos encontramos ante un drama para muchas personas, “el despido interior”. Personas que físicamente están en sus puestos de trabajo pero que ya no comparten ni su misión, visión ni valores. Que están únicamente por un salario, y así, se hace complicado alinear la estrategia.

Deja tu comentario